praxisklinik2000
Praxisklinik2000
Rodilla
menisco
cruzado
cartilago
rotula
axial-eronaea
artrosis
hombro.htm
atascamiento
calcificado
congelado
rotatorio
artrosis
coxatrosis
ortopedia cirugia


Email


En los últimos años han aumentado considerablemente las lesiones de ligamentos de la articulación de rodilla. Entre las causas más frecuentes de rotura del ligamento cruzado se encuentran los traumatismos deportivos. El mecanismo causante de traumatismos más frecuente es el esfuerzo antifisiológico en flexión, rotación hacia afuera o piernas en X (posición patizamba) con el pie afincado, tal como se observa en fútbol, balonmano o esquí alpino. Los esfuerzos rotacionales que actúan en tales casos sobre la rodilla generalmente lastiman el ligamento interior, ocasionalmente también los meniscos interior o exterior, y causan el sobre-estiramiento o la ruptura del ligamento cruzado anterior. El ligamento cruzado anterior es el estabilizador más importante de la articulación de rodilla. Al haber una ruptura de este ligamento, la articulación de rodilla se vuelve inestable. El paciente se queja de una sensación de inseguridad y de “irse” la rodilla, esto último principalmente al hacer deporte. Una musculatura altamente entrenada sólo puede compensar parcialmente esta inestabilidad. Por regla general, no se pueden volver a practicar deportes como fútbol, balonmano, tenis, baloncesto o esquí alpino (=deportes “rotacionales”). La inestabilidad y la perturbación asociada de la mecánica articular (fricción, variación del centro de giro, cambios en la distribución de la presión) a largo plazo causan otras lesiones en los meniscos interior y exterior y en el cartílago. Esto suele ser el comienzo de una artrosis precoz. Por tal motivo, se recomienda la estabilización quirúrgica pronta de articulaciones de rodilla inestables, principalmente en el caso de pacientes deportistas. El objetivo primario de la cirugía es la “estabilización” de la articulación, a fin de evitar daños consecuentes en meniscos y cartílagos. Dado que la sóla sutura del ligamento no es suficiente para garantizar estabilidad, se debe implantar un refuerzo con células propias del paciente. Los ensayos con ligamentos artificiales no han dado resultado.


En la mayoría de casos, para reemplazar los ligamentos cruzados se emplea el tendón semitendinoso. Alternativamente se utiliza el tendón patelar o el tendón del cuadriceps. El tendón semitendinoso, que tiene resistencia a la rotura y elasticidad semejantes a las del ligamento cruzado, se ofrece de manera evidente para reemplazar el material del ligamento cruzado. Numerosos estudios comprueban los excelentes resultados. La extracción del tendón a través de una pequeña incisión en la piel del lado interior de la rodilla apenas deja una cicatriz visible. La cirugía netamente artroscópica del ligamento cruzado anterior constituye una carga sustancialmente menor en comparación con las cirugías “abiertas”. Los dolores post-operatorios son mucho menores, y la rehabilitación se puede comenzar muy pronto. Para el logro de una operación exitosa, la localización exacta de las dos perforaciones en los puntos de inserción del ligamento cruzado original es determinante. Para lograr este fin se emplean instrumentos muy precisos. Como primera medida, el tendón semitendinoso, de cuatro capas, se introduce en la articulación a través de una perforación en la cabeza de la tibia. El anclaje al fémur también es óseo. La fijación del tendón en este canal óseo se efectúa mediante dos clavos reabsorbibles. (anclaje cross-pin). Este novedoso principio de anclaje permite una fijación muy estable. La utilización de material reabsorbible obvia la necesidad de un posterior retiro de piezas metálicas. Alternativamente, para la fijación se puede utilizar una pequeña placa de titanio. Con la cirugía del ligamento cruzado se pueden tratar simultáneamente lesiones de menisco y de cartílago. En situaciones favorables, el menisco se puede suturar y, de esta manera, conservar. Efectuamos cirugías de ligamento cruzado de manera ambulatoria o con internamiento corto

kreuz05


Inmediatamente después de la operación se inmoviliza la pierna mediante una platina (ortesis). Generalmente el paciente pasa una noche en nuestra clínica. Después del cambio de vendas a la mañana siguiente, el paciente puede irse acompañado a su casa. Allí la pierna operada se debe mantener en posición elevada y refrigerada con hielo. Los analgésicos formulados se deben tomar según la prescripción. Después de la operación, inicialmente se permite una carga parcial de 30 a 40 kg de peso corporal. Después de la segunda semana la carga se puede aumentar gradualmente, de tal manera que al cabo de 3 o 4 semanas se logra la carga total. A los pocos días se inicia la terapia pasiva de movimiento sobre el riel motorizado eléctrico. En esta etapa también se comienza con la fisioterapia. A partir de la tercera o cuarta semana consideramos recomendable la rehabilitación ambulatoria. A partir de la sexta semana post-operatoria el paciente puede ejercitarse sobre una patineta. También se permite la natación “crawl”. El paciente está capacitado para carga plena y se encuentra apto para regresar al trabajo. Ejercicios de trote (jogging) no se deben comenzar antes de la 12ª semana; es conveniente comenzar esta actividad sobre una banda. En esta etapa se trabaja en la vigorización y coordinación. Con una musculatura de muslo vigorosa, y después de lograda la estabilización, se puede comenzar a practicar deportes rotacionales como fútbol, balonmano, baloncesto, esquí alpino, etc. Para este tipo de deportes se recomienda un receso de 6 a 8 meses. Como regla general, los resultados de intervenciones quirúrgicas de reconstrucción de ligamento cruzado se pueden considerar como excelentes. En la mayoría de los casos los pacientes pueden continuar practicando su deporte a un nivel alto.

Info to download (356 KB)
Step one (3.3 MB)
Step two (1.0 MB)
Step three (1.6 MB)

kreuz02

(1) Ligamento cruzado anterior, rodilla izquierda


kreuz03

(2) Material tendinoso para la reconstrucción del ligamento cruzado


kreuz04

(3) Principio de la operación del ligamento cruzado: 1. Perforaciones; 2. colocación del tendón; 3. Fijación


kreuz06

(4) Colocación del tendón en la articulación


kreuz07

(5) Fijación del tendón con clavos reabsorbibles


kreuz08

(6) Fijación de las plaquitas de titanio (principio de tarugo plegable)


|

|

|

|

|

|

|

© Praxisklinik2000, © all rights reserved.